Reseña: La noche soñada, de Màxim Huerta.

 

Reseña: La noche soñada, de Màxim Huerta.

la-noche-sonada

Sinopsis:

“En la víspera de San Juan de 1980, los habitantes de Calabella, en la Costa Brava, esperan a la mítica Ava Gardner, que va a inaugurar el cine de verano del pueblo. Todo el mundo está pendiente de la actriz, salvo Justo, el benjamín de la peculiar familia Brightman. En el día más mágico del año, el muchacho ha decidido que, en vez de pedir un deseo, va a hacer todo lo que esté en su mano por cambiar el destino de los suyos.”

Reseña:

Esta es la segunda obra que reseño de Màxim Huerta, pues hace ya algunos meses realicé la reseña de Una tienda en París, la cual también está publicada en este blog. Con la lectura de esa novela quedé enamorada de las historias de este escritor, de su prosa, sus descripciones y la magia que tiende a envolver a sus personajes. Así, a sabiendas de que su estilo me iba a gustar, no pude resistirme a leer impetuosamente La noche soñada en cuanto cayó en mis manos, tras ser publicada hace poquitos meses por ser la novela ganadora del Premio Primavera de Novela 2014. Una vez que la comencé, no tardé en concluir su lectura, aunque sí que he tardado en realizar esta reseña, ya que me resulta difícil plasmar tantos detalles como los que su trama ofrece. No obstante, aquí os dejo mi granito de arena (espero que os guste).

“Todo estaba en orden para poderlo romper.” “Ese día, Justo Brightman, de doce años, un niño de la zona, cambiaba el viento que empujaba su vida y la de los demás.”

Estas citas están sacadas del principio de la novela y definen perfectamente el transcurso de la historia. Todo comienza en una localidad ficticia de la Costa Brava llamada Calabella, el día de San Juan de 1980. Esta es una noche de verano muy especial para el protagonista de la historia, Justo Brightman, un niño de 12 años que está completamente dispuesto a poner en práctica un plan que conllevará el cambio radical de su vida y la de su familia. Su propósito no es pedir un deseo para él, como suele hacerse este día tan especial del año, sino que se dispone a cambiar el curso de la vida de su familia, principalmente la de su madre, Teodora. Además de para Justo, este día también es muy importante para todos los habitantes de su localidad, puesto que se inaugura el cine de verano y tiene como estrella invitada a tal evento a la magnífica y sensual Ava Gardner. Como se puede ver, este día y sus acontecimientos son un cóctel explosivo para un pequeño pueblo. El día se desarrolla según el plan orquestado por este imaginativo niño y, ciertamente, consigue cambiar la vida de él y la de los suyos drásticamente. Este hecho queda envuelto en un halo de misterio y, aunque a veces podemos intuir qué pudo pasar, habrá que esperar prácticamente al final del libro para saber con certeza qué ocurrió esa mágica noche de San Juan.

Sonaron las seis de la tarde en el campanario de la iglesia. En mi reloj, la misma hora. Todo estaba en orden para poderlo romper. Yo había elegido la noche de San Juan para convertir a mi familia en una familia feliz. Como más adelante contaré, aquella noche todos pedían deseos; en cambio, yo los hice realidad.”

Así, la vida de Justo Brightman y la de su familia se van contando conforme pasan las páginas, todo ello alternado en saltos temporales, pues quien va contando lo ocurrido es un Justo adulto, de reputada fama como fotógrafo de ciudades y con una vida bastante estable. Sin embargo, el peso del secreto que lleva ocultando por tantos años ya le pesa demasiado y se dispone a revelárselo a su madre en la celebración del 75 cumpleaños de ésta, que se lleva a cabo en la inolvidable ciudad de Roma. A esta edad, con muchos sueños ya cumplidos, la maleta de su vida se encuentra cargada de vivencias, anécdotas, amores y ese pesaroso secreto que siempre ha guardado con gran recelo:

La mayoría de los que se confiesan lo hacen para vomitar o para repartir el dolor. Yo he preferido tragar y callar.”

No obstante, la carga es enorme y está más que dispuesto a compartirlo con la persona que más quiere en el mundo, su madre, no sólo para que ella sepa lo sucedido de una vez por todas, sino también para que él pueda seguir adelante y encontrar su propia felicidad al fin.

La historia está contada en primera persona, salvo por un capítulo en tercera persona que nos ayuda a situar en el futuro a un personaje secundario importante y por algunas cartas y notas que serán claves en la trama. De esta manera, Justo nos presenta su vida y la de su familia, siempre teniendo en cuenta el enfoque de la edad: en su infancia, los hechos se perciben desde la mente de un niño inquieto, tanto de cuerpo como de mente. Su imaginación desbordante, sus ideas inocentes y sus locuras infantiles nos harán ver una historia algo trágica desde un punto de vista mucho menos desagradable de lo que realmente es en estos casos. Sin embargo, no sólo Justo y su imaginación insaciable nos presentan una historia dulcificada: otros personajes, como las nueve hermanas de Teodora, (Filomena, Ciriaca, Iluminada, Isolina, Maravillas, Esperanza, Honorina, María Montaña y, la mejor, Visitación), nos aportarán visiones positivas cuando una atmósfera oscura nos tiene envueltos… eso sí, unas hermanas lo consiguen mucho más que otras. De hecho, me veo en la necesidad de resaltar a una en especial, Tía Visi. Este personaje me ha fascinado desde la primera línea en la que sale; sus constantes referencias a ser feliz en la vida y a siempre buscar un lado bueno a las cosas, hacen que le cojas cariño desde primera hora, pero no sólo es por esto, también se debe a su alocada personalidad, sus besos de fresa, sus canciones de amor cantadas a “grito pelao”, sus bailes socarrones y a su forma de arropar “a su manera” a todas sus hermanas.

“[…] ella, la que siempre estaba alegre, la más espumosa de todas mis tías, la que enseñaba las piernas cuando bailaba moviendo las faldas como alas de mariposas, […].”

La ingenuidad se pierde si quieres perderla –decía Visi- . Mira la Honorina, qué majadera es y lo contenta que vive.”

Las nueve hermanas se encargan de darle a la novela un tinte antiguo y hogareño; mediante sus labores caseras nos presentan la vida en el pueblo en aquellos años ochenta, donde las mujeres se pasaban el día con sus pañitos, cosiendo al fresco y haciendo dulces y comidas típicas, todo ello envuelto en las habituales peleíllas entre hermanas, donde lanzarse pullas y dardos envenenados, aunque teñidos de cariño, es lo habitual. Vamos, diez hermanas atípicas que nos presentan una vida típica de esos tiempos, hogareña y cariñosa, pero siempre con buenos momentos donde estas peculiares hermanas sacarán más de una risilla al lector.

dulces_t6300394_jpg_1306973099

No obstante, no son estas curiosas mujeres las únicas en conquistarnos. Desde luego, Justo, nuestro protagonista, nos enamora desde primera hora con su forma de ser. Como ya he dicho antes, se nos presenta en dos vertientes, el niño de doce años imaginativo y cariñoso que sólo busca la felicidad de sus familiares y el Justo adulto que necesita pasar página. Debo destacar su niñez, cuando el cambio en sus vidas se realiza, que es mágica en muchos sentidos. Nos presenta una vida feliz, llena de amor para dar y recibir, tanto a familiares como a amigos. Es un niño que ya tiene esa faceta cariñosa muy desarrollada desde que nace, reflejándose siempre en su carácter y en una manía que tiene desde niño: dibujar corazones, tanto en el vaho de la ducha como en el que hace él con su aliento. 

A76FwT7CUAA4Jj7

Se los dedica principalmente a su madre, pero esta manía quedará en él para siempre, mostrando su lado más íntimo con cada corazón dibujado. También siente un gran afecto incondicional por su tía Visi, quien será su Sancho Panza en su primera locura de amor, y ante todo por su madre, Teodora, la cual siente el mismo amor o incluso uno mayor por su hijo. Entre ambos se teje una historia hermosísima guiada por el destino. Él, un hijo que está dispuesto a grandes sacrificios por ella, y ella, una madre coraje que tan sólo desea que su hijo crezca feliz y consiga todos los sueños que él se proponga.

La abracé para quererla mucho y me abrazó para protegerme mucho. Ese silencio fue sonoro. A veces, ayer como hoy, se escucha el amor cuando más callado estás.”

En esta novela, el amor está descrito en sus múltiples facetas: desde el amor incondicional de una madre hacia sus hijos y viceversa, el enamoramiento juvenil (dulce, envolvente y sincero), el amor adolescente, (alocado e impetuoso, visto desde el punto de vista sobre todo de la hermana del protagonista, Liz) y el amor entre adultos, (el cual puede definirse en estas historias como un amor totalmente inesperado y cautivador).

Barquinho-de-Papel

Por último, tengo que presentaros a dos importantísimos personajes que ponen la guinda al pastel y resultan ser imprescindibles para las tramas románticas: los vecinos italianos, Francesco y Sofía. Él es un compositor de piano con una carrera aceptable y ella es su hija, una joven pianista, cuyo objetivo es llegar a ser una reconocida pianista bajo la tutela de las enseñanzas de su padre.

pinturas realistas de niñas, parecen fotografias, niña tocando piano

Sofía es un personaje importante en la historia, pero la gran sorpresa es Francesco. Tiene una visión de la vida muy positiva, emotiva y romántica en su gran esencia; además, resultar ser un hombre peculiar, con muchas manías y excentricidades, pero con un gran corazón que ha conseguido cautivarme.

“- Sería imposible, pero papá dice que la vida es muy larga y hay música para todos los días. Siempre que se levanta pone un disco, depende…

– ¿Dé? – Dije yo.

– Del desayuno. […] Tostadas, Wagner. Cruasán, Vivaldi. Dulces, Chopin. Cereales, Beethoven. Y así siempre.”

En definitiva, esta entrañable historia contiene grandes personajes, enigmáticos muchos de ellos, que nos hacen ser partícipe de sus vidas de una forma fácil y agradable, sintiendo como ellos lo hacen, viviendo sus experiencias y comprendiendo sus dilemas.

Otro de los puntos fuertes de este autor es su prosa. Ya lo reseñé en Una tienda en París, pero es que lo mismo puedo decir de La noche soñada: me han encantado las expresiones que usa cargadas de sentimientos y los símiles que hace con frases cortas pero tremendamente contundentes y visuales; al leerlas puedes sentirlas como tuyas e imaginártelo todo con imágenes. Es muy agradable encontrarte una lectura así, amena y llena de estampas entrañables.

Por otra parte, también tengo que señalar que las novelas de este autor son recomendables si eres soñador, si buscas la felicidad sobre todas las cosas, aunque no sólo la tuya, también la de tus seres más queridos y, por supuestísimo, si crees y buscas ese ansiado amor en la vida.

“¿Por qué esquivar el amor si aparece? Liz y yo bebimos palabras en silencio.”

Y es que es precisamente a esto a lo que nos incita su lectura conforme avanzas en la historia: nos estimula a dar color a nuestras vidas, a buscar y perseguir nuestros sueños para conseguirlos y a buscar la felicidad sobre todas las cosas. Todo ello de la mano de unos personajes cautivadores.

“- Si lo sueñas…- se oyó decir a mi madre a mi espalda, que entraba con platos-. Soñar debería ser asignatura, somos, si somos persistentes, lo que soñamos.”

Además, su lectura nos aporta un granito de arena en grandes verdades que no solemos aceptar, pero que deberíamos admitirlas todos por si nos hiciera falta alguna vez en la vida: nos aporta una visión positiva en múltiples facetas, pero sobre todo me ha llamado la atención su postura de aceptar que todos cometemos errores en la vida; sólo tenemos que aceptarlo y seguir hacia adelante pues:

No podemos cargar con el pasado, Justo, no podemos.”

Sin embargo, también he encontrado alguna que otra pega a su lectura. Me pasó con ambas obras que leí de él: a veces tengo la sensación de una explicación detallada de cosas que tal vez no merezcan tanto detallismo y reiteración en la trama y luego, conforme llega el final, el desenlace se resuelve en muy pocas páginas. Es decir, es muy breve la extensión del final para mi gusto, pues te quedas con las dudas resueltas con demasiada brevedad en su explicación. Vamos, que tengo ganas de saber más al respecto, conocer más detalles de sus personajes y tal vez que se cerrara todo de forma más clara. ¿Mi conclusión al respecto? Tengo la esperanza de que esto se deba a segundas partes que están por venir de sus libros. Al menos es lo que ESPERO.

En definitiva, es una novela altamente recomendable por todo lo que te puede aportar al lector: una historia entrañable guiada por un incontrolable destino, mucho positivismo, ganas de luchar por tus sueños y los de los tuyos y, sobre todo, te incita a ir en busca de la felicidad.

“- La vida se va rápida. Por eso no podemos parar. Hay que hacer que la música suene, a veces sólo son necesarias un par de notas. No podemos parar… No se puede parar… Aquí mismo, más allá del jardín, más allá del mar. Todos tenemos canciones que no llegaron a su destino. Se lo digo siempre a Sofía: sonríe. Hoy no es fiesta, pero puede serlo. Hay que buscar otra melodía.”

0503-LCARTIER-01-henri-cartier-bresson-hyeres_full_600

Fin. Espero que os animéis a leerla. Un saludo, Crisilia.

Retazos de curiosidad; Hans Christian Andersen

Retazos de curiosidad

Nunca podemos saber qué nos aportará la lectura de un nuevo libro; es más, me atrevo a decir que nunca podremos saber qué nos aportará una relectura de una historia ya leída, pues nosotros mismos encontramos nuevos sentidos a algo ya examinado. Pues bien, esto me sucede siempre y de ahí que me ilusione en nuevas lecturas prácticamente dos o tres veces al mes, en busca de nuevas aventuras, viajes a ciudades que nunca he visitado, experiencias únicas y puntos de vista que jamás creí que podría comprender. Así, con la última adquisición, La noche soñada, de Màxim Huerta, he podido saber de la existencia de “La vela de sebo”, el primer cuento escrito por Hans Christian Andersen, autor de cuentos tan entrañables como La sirenita, El patito feo o El soldadito de plomo, entre otros grandísimos clásicos infantiles. Este primer cuento de Andersen fue descubierto a finales del año 2012 por el historiador Esben Brage de 72 años. Este hombre tuvo la suerte de encontrar un viejo manuscrito desconocido, firmado H.C. Andersen, en el Archivo Nacional entre los documentos de la familia Plum, local de la isla Fionia, en Dinamarca. Pasó algún tiempo hasta que los expertos confirmaron que se trataba del primer cuento del danés, perteneciente a su época de juventud, posiblemente de cuando el autor tenía unos 18 años.

andersen-474x380

Crecí con los cuentos de este hombre y con las versiones continuas que se han hecho de sus cuentos, pero no tenía ni idea de este hallazgo de hace tan sólo unos años. Así, con la curiosidad como guía, me he puesto a indagar sobre el cuento “La vela de sebo”, y me he llevado una grata sorpresa con su lectura. No me considero una acaparadora de las curiosidades, por lo que me he lanzado a publicar en mi Blog esta andanza que he tenido hoy acerca de esta original historia y de este hombre, cuya mente e ideas nos ha acompañado a todos en algún momento de nuestra niñez. De este modo, sólo me queda dejaros expuesto aquí el cuento inédito:

“La vela de sebo”

Hervía y bullía mientras el fuego llameaba bajo de la olla, era la cuna de la vela de sebo, y de aquella cálida cuna brotó la vela entera, esbelta, de una sola pieza y un blanco deslumbrante, con una forma que hizo que todos quienes la veían pensaran que prometía un futuro luminoso y deslumbrante; y que esas promesas que todos veían, habrían de mantenerse y realizarse.

La oveja, una preciosa ovejita, era la madre de la vela, y el crisol era su padre. De su madre había heredado el cuerpo, deslumbrantemente blanco, y una vaga idea de la vida; y de su padre había recibido el ansia de ardiente fuego que atravesaría médula y hueso… y fulguraría en la vida.

Sí, así nació y creció cuando con las mayores, más luminosas expectativas, así se lanzó a la vida. Allí encontró a otras muchas criaturas extrañas, a las que se juntó; pues quería conocer la vida y hallar tal vez, al mismo tiempo, el lugar dónde más a gusto pudiera sentirse. Pero su confianza en el mundo era excesiva; este solo se preocupaba por sí mismo, nada en absoluto por la vela de sebo; pues era incapaz de comprender para qué podía servir, por eso intentó usarla en provecho propio y cogió la vela de forma equivocada, los negros dedos llenaron de manchas cada vez mayores el límpido color de la inocencia, que al poco desapareció por completo y quedó totalmente cubierto por la suciedad del mundo que la rodeaba, había estado en un contacto demasiado estrecho con ella, mucho más cercano de lo que podía aguantar la vela, que no sabía distinguir lo limpio de lo sucio… pero en su interior seguía siendo inocente y pura.

Vieron entonces sus falsos amigos que no podían llegar hasta su interior, y furiosos tiraron la vela como un trasto inútil.

Y la negra cáscara externa no dejaba entrar a los buenos, que tenían miedo de ensuciarse con el negro color, temían llenarse de manchas también ellos… de modo que no se acercaban.

La vela de sebo estaba ahora sola y abandonada, no sabía qué hacer. Se veía rechazada por los buenos y descubría también que no era más que un objeto destinado a hacer el mal, se sintió inmensamente desdichada porque no había dedicado su vida a nada provechoso, que incluso, tal vez, había manchado de negro lo mejor que había en torno suyo, y no conseguía entender por qué ni para qué había sido creada, por qué tenía que vivir en la tierra, quizá destruyéndose a sí misma y a otros.

Más y más, cada vez más profundamente reflexionó, pero cuanto más pensaba, tanto mayor era su desánimo, pues a fin de cuentas no conseguía encontrar nada bueno, ningún sentido auténtico en su existencia, ni lograba distinguir la misión que se le había encomendado al nacer. Era como si su negra cubierta hubiera velado también sus ojos.

Mas apareció entonces una llamita: un mechero; este conocía a la vela de sebo mejor que ella misma; porque el mechero veía con toda claridad -a través incluso de la cáscara externa- y en el interior vio que era buena; por eso se aproximó a ella, y luminosas esperanzas se despertaron en la vela; se encendió y su corazón se derritió.

La llama relució como una alegre antorcha de esponsales, todo estaba iluminado y claro a su alrededor, e iluminó al camino para quienes la llevaban, sus verdaderos amigos… que felices buscaban ahora la verdad ayudados por el resplandor de la vela.

Pero también el cuerpo tenía fuerza suficiente para alimentar y dar vida al llameante fuego. Gota a gota, semillas de una nueva vida caían por todas partes, descendiendo en gotas por el tronco cubierto con sus miembros: suciedad del pasado.

No eran solamente producto físico, también espiritual de los esponsales.

Y la vela de sebo encontró su lugar en la vida, y supo que era una auténtica vela que lució largo tiempo para alegría de ella misma y de las demás criaturas.

FIN

Es evidente que no es un cuento tan pulido y perfecto como otros escritos en su madurez, pero siempre es agradable saber de la existencia de pequeños cuentos entrañables como éste, que con su brevedad expresa tantísimo y que nos hace pensar en lo que es verdaderamente importante.

Os pido perdón si para muchos de vosotros esta noticia era más que sabida, sin embargo, no lo era para mí y necesitaba compartirla por si hay otras almas dispuestas a seguir coleccionando curiosidades en sus vidas.

Espero que os haya gustado, un saludo, Crisilia.

Reseña: Bajo la misma estrella, de John Green.

Reseña: Bajo la misma estrella, (The Fault in Our Stars), de John Green.

bajo la misma estrella.indd

Sinopsis:

“A Hazel y a Gus les gustaría tener vidas más corrientes.  Algunos dirían que no han nacido con estrella, que su mundo es injusto. Hazel y Gus  son solo adolescentes, pero si algo les ha enseñado el cáncer que ambos padecen es que no hay tiempo para lamentaciones, porque, nos guste o no, solo existe el hoy y el ahora. Y por ello, con la intención de hacer realidad el mayor deseo de Hazel – conocer a su escritor favorito-, cruzarán juntos el Atlántico para vivir una aventura contrarreloj, tan catártica como desgarradora. Destino: Ámsterdam, el lugar donde reside el enigmático y malhumorado escritor, la única persona que tal vez pueda ayudarles a ordenar las piezas del enorme puzle del que forman parte…”

Reseña:

Ya sólo con leer la sinopsis nos podemos hacer una idea del tema principal del libro: el cáncer en niños y jóvenes. Pues bien, la idea es “correcta”, sin embargo, el autor no lo trata de la forma en la que podemos llegar a pensar. Este libro no es sobre el cáncer, sino cómo se vive cuando lo padece gente joven, con toda la vida por delante, y en cómo afecta a las personas que rodean a los enfermos. Y pensaréis, “Uff, esto puede ser muy duro”; no obstante, únicamente leyéndolo podréis comprender las dimensiones de todo esto.

Es cierto que este libro está destinado a un público juvenil, pues sus protagonistas lo son, pero no me gusta encasillar mis lecturas a cosas tan triviales. Si realmente lo hiciera, sé que me perdería grandes historias, como Los juegos del hambre, o esta misma que hoy os traigo, pero me temo que no estoy dispuesta a permitirme estas pérdidas.

Pues bien, comenzando con la trama, el libro desarrolla una parte de la vida de Hezel Grace, una joven de 16 años con cáncer en sus pulmones en un estado muy avanzado, (aunque controlado), lo que la lleva a estar obligatoriamente conectada a una bombona de oxígeno. Esta adolescente con carácter se mantiene aislada de la sociedad, con su madre como su mejor amiga. Así, como sus padres creen que esa soledad se debe a un estado de depresión por su enfermedad, le piden que vaya a un grupo de apoyo de jóvenes que padecen o han padecido su misma carga. Hazel acepta por hacer un poco feliz a su madre, pero estará siempre agradecida de esta decisión en su futuro, pues será precisamente en ese grupo donde su vida cambiará drásticamente: allí conoce  Isaac, un joven con cáncer en los ojos, y a Augustus Waters, un atractivo chico de diecisiete años con cáncer de huesos. Augustus asiste a la reunión únicamente como apoyo hacia su amigo Isaac, el cual debe enfrentarse a  una operación delicada para intentar acabar con su cáncer, y Augustus, (también llamado Gus), le comprende muy bien  porque ha pasado por algo similar, ya que él tiene una pierna ortopédica como recordatorio de la enfermedad. Así, en su primera reunión, este carismático joven sufre lo que puedo denominar como “amor a primera vista” con Hazel Grace y ésta, a su vez, por su físico en un principio, y por su personalidad arrolladora, carismática y desbordante, sentirá también grandes sentimientos hacia él.

Tras su primer encuentro, los dos protagonistas nos harán vivir grandes pasiones, conmovedores momentos, un hermoso viaje a Ámsterdam para conocer al escritor favorito de Hazel, Peter Van Houten, y un pequeño gran amor desarrollado a lo largo de un infinito más corto que otros infinitos…

tumblr_mw0bfuaymg1sgh71xo1_1280

Este libro es altamente recomendable. Su historia está tratada desde un punto de vista totalmente innovador, atractivo y devastador. Eso sí, aconsejo que lo leáis estando en un estado de ánimo positivo, pues, aunque contiene dosis de humor y amor adolescente con sus pequeñas grandes pasiones, la historia es dura y realista hasta niveles inimaginables. Este libro está destinado a público juvenil, como ya he comentado, pero no por ello el autor se ha cortado un pelo en describir los detalles más duros que esta enfermedad conlleva. Y precisamente por cosas como esas es un gran libro, con una historia interesante, desarrollada con gran franqueza y con momentos simpáticos a la par quee conmovedores.

Su prosa es ligera y fácil de leer y seguir. El autor consigue que te enganches a la historia desde la primera página, pues ya el comienzo es duro y explícito con el tema del cáncer y esto hace que estés en vilo y con el estómago encogido desde el minuto uno.  Sólo quieres dejar de leerlo cuando llegas al punto crítico y te preguntas, a sabiendas de qué puede llegar a pasar: ¿Estoy preparada para leer lo que viene? (Para ser sincera, a mí me costó dos días concienciarme.) Además, para completar el marco narrativo, el conjunto está constituido por partes muy ingeniosas, con puntos sarcásticos muy buenos, con metáforas ingeniosas, partes sociales y personales muy filosóficas y profundas que te hacen pensar y replantearte cosas fundamentales, y todo ello se da forma bajo personajes muy bien caracterizados y carismáticos:

Hazel Grace. Es una adolescente que tan sólo se permitirá vivir como tal cuando se deje llevar por Augustus y sus pensamientos. Es muy lista y sarcástica, e incluso cuesta llegar a empatizar con ella al principio por su estado continuo de estar a la defensiva con el mundo. Sin embargo, poco a poco vas comprendiendo sus actos y su forma de pensar, convirtiéndose un personaje que te marca enormemente.

“-Que soy como… como una granada, mamá. Soy una granada, y en algún momento explotaré, así que me gustaría que hubiera el menor número de víctimas posible, ¿vale? […] Soy una granada- repetí-. Lo único que quiero es mantenerme alejada de la gente, leer libros, pensar y estar con vosotros, porque a vosotros no puedo evitar haceros daño. Estáis demasiado involucrados.”  Hazel Grace.

Augustus Waters. Para mí es el mejor personaje de este libro en todos los sentidos: es envidiable su actitud ante la vida. Es carismático, grandilocuente, observador y luchador; siempre está atento a las personas que le rodean, lo da todo por sus amigos, siempre se puede contar con él y es increíble la forma en la que ayuda a Hazel, dándole todo y más…

“-No me digas que eres una de esas personas que se convierten en su enfermedad. Conozco a muchos. Es descorazonador. El cáncer es un negocio en expansión, ¿no? El negocio de absorver a la gente. Pero seguro que no le has permitido que lo consiga antes de tiempo.” Augustus Waters.

Isaac. Al principio parece como un personaje secundario más, pero poco a poco va conquistando al lector. Es sensible y tiene su punto romántico de adolescente algo ingenuo.

“-Pero creo en el amor verdadero. ¿Tú no? Creo que no todo el mundo puede conservar sus ojos, o no ponerse enfermo, o lo que sea, pero todo el mundo debería tener amor verdadero, y debería durar como mínimo toda la vida.” Isaac.

adorable

Escena de la película basada en esta historia. Imagen: Augustus, Isaac y Hazel.

Peter Van Houten. Sobre este personaje no puedo decir mucho para no soltar spoilers… Bueno, más que él, lo importante para la historia es todo su libro, Un dolor imperial. Este libro es muy importante para el desarrollo de la trama y para comprender a los personajes que la rodean. Es muy bueno el uso que el autor hace de este libro y su referencia con la historia de Bajo la misma estrella.

Eres un efecto colateral –siguió diciendo Van Houten- de un proceso evolutivo al que le importan poco las vidas individuales. Eres un experimento de mutación fallido.” Peter Van Houten. Pido perdón por poner esta cita, pero necesitaba plasmarla.

Otros personajes secundarios: debo decir que hay muchos que no voy a desarrollar, pero me veo en la obligación de resaltar a los padres y madres de estos niños enfermos. Creo que están muy bien perfilados todos, y es tremenda la labor que realizan y la fuerza que tienen para seguir adelante e intentar que sus hijos lo lleven de la forma más amena posible. La madre de Hazel es ejemplar y el padre más de lo mismo, incluso dejando a un lado sus vidas para adaptarse a la de su hija; los padres de Augustus también son muy admirables. Me encantó la idea de llenar una casa con frases que sirvan de “estímulos”:

El amor verdadero nace de los tiempos difíciles.”

Es difícil encontrar buenos amigos, e imposible olvidarlos.”

Con este conjunto de personajes se forma esta increíble historia. Para concluir con las características que este libro nos ofrece, voy a resaltar las magníficas descripciones que encontramos en él: visitamos la ciudad donde viven los jóvenes protagonistas, Indiana, y también Ámsterdam, ciudad en la que parece que estemos paseando nosotros mismos. También será en este punto donde el autor, de forma muy ingeniosa, nos lleva a visitar la casa de la famosa Ana Frank, presentando su historia y a la protagonista como otra joven luchadora.

Funky Bones, Joep van Lieshout

Funky Bones, de Joep van Lieshout, Indiana.

BKlU1zZCEAAyZho

Ámsterdam, con su “confeti” primaveral.

En fin, ¿recomiendo este libro? Totalmente, tanto a jóvenes como adultos, seas hombre o mujer; su lectura es cruda, realista, romántica, cruel, cómica y catártica en todos los sentidos. Nos ayuda a valorar las cosas que son realmente importantes y a estar más cerca de comprender qué se puede sentir al padecer esta enfermedad o  qué implica que un familiar o un amigo la padezcan. En definitiva, no me arrepiento en absoluto de haber leído esta magnífica historia, de hecho, me alegro de no dejarme llevar por etiquetas o prejuicios.

Concluyo dejándoos el tráiler de la película con el mismo nombre que se estrenará dentro de poquito en España:

 

1557352_606040619475432_1920762159_oThe fault movie

Espero que os haya gustado y que os animéis con esta historia, un saludo a todos, Crisilia.

Reseña: El lado bueno de las cosas, de Matthew Quick.

Reseña: El lado bueno de las cosas, (Silver Linings Playbook), de Matthew Quick.

el-lado-bueno-de-las-cosas-silver-linings-playbook-pelicula-libro-novela

Sinopsis:

Os presentamos a Pat Peoples, sufre de amnesia y ha desarrollado una teoría muy peculiar según la cual su vida es una película producida por Dios. Y la misión que le ha dado Dios es ponerse en forma y convertirse en un buen tipo para recuperar a su ex esposa. Bueno, Pat es un poco disfuncional y, por esta razón, ha pasado algunos años en un centro de salud mental.

Ahora ha regresado al hogar familiar y allí, con la ayuda de su madre (una sufrida mujer que acaba por declararse en huelga de cocina y limpieza), su padre (un hombre gruñón que no tiene otra manera de relacionarse con su hijo que viendo deportes por la tele) y su hermano (un calculador nuevo rico que termina por mostrar su lado sensible) emprende su particular plan de rehabilitación y reconquista. Pero los caminos del señor son inescrutables, y el final feliz de Pat Peoples está muy lejos de ser como él había imaginado.

Reseña:

He decidido cambiar un poco el modo de reseñar para este caso. Yo, como supongo que les ha pasado a otros muchos, me he animado a leer el libro tras el buen sabor de boca que me dejó la película. En situaciones como ésta, en la que tanto el libro como la película dan para reseñar sus cosas, intentaré hacer una reseña conjunta. Además, para ésta cuento con la estimada ayuda de Álvaro Guti G (@alvaro_gg), que lleva años realizando reseñas de películas. Pues bien, comienzo con la trama del libro.

La historia tiene un claro protagonista, Pat People, que a sus 34 años acaba de ser rescatado por su entrañable madre, Jeanie, de una institución mental. Pat, un hombre que debe tomar numerosas pastillas diarias para conseguir mantenerse estable mentalmente, en esos momentos cree que es un hombre nuevo con un rotundo objetivo fijado: volver a recuperar a su esposa Nikki. Para ello, comienza un contundente programa de ejercicios para ponerse en forma, se propone ser mejor persona y más culto, (leyendo obras clásicas que su esposa hacía leer a sus alumnos). El problema está en que, a pesar de que él no recuerda qué ocurrió ni cuánto tiempo ha estado en el “lugar malo”, han pasado muchos años y las cosas han cambiado drásticamente. No obstante, es un hombre nuevo, con un alto grado de positividad y de esperanza en sí mismo y en la nueva película de su vida que está creando. Para conseguir superarse como persona y reinsertarse en su nueva vida, Pat cuenta con el apoyo de su madre, su hermano Jake, su mejor amigo, (antes de ser internado en el “lugar malo”), Ronnie y su esposa Verónica, su mejor amigo en el “lugar malo”, Danny, y, ante todo, dos personajes de gran importancia para la trama, Tiffany, (prácticamente otro personaje principal), la hermana de Verónica, y Cliff Patel, su nuevo terapeuta y amigo. Nuestro protagonista conseguirá grandes avances, sobre todo al lado de Tiffany, la única persona con la que se siente realmente a gusto y comprendido, pues ella también ha sufrido una situación similar a la suya y, como él, aún sigue en tratamiento. Así, aunque Pat cuenta con gran ayuda para conseguir mantenerse estable y salir adelante, conforme pasa el tiempo, va dándose cuenta de que la vida no siempre es fácil y bonita pese a su esfuerzo y entusiasmo y, sobre todo, que no todos podemos obtener un final mágicamente feliz.

Este libro, como puede verse, desarrolla una historia agridulce, pues mezcla la comedia con el drama: comienzas leyendo una situación tremendamente cómica y, en pocas líneas, todo se vuelve tenso y dramático, (a ver, esto también es comprensible, pues la situación de Pat es complicada). Sin embargo, estos saltos son introducidos de una forma que no choca al lector, puesto que suelen estar introducidos por la mente inestable de Pat, la cual le produce unos cambios de humor muy dispares. En estas situaciones el autor logra que comprendas totalmente al protagonista. Sí, acaba de salir de una institución mental, tiene unos ataques de ira un tanto violentos, pero consigue que llegues a comprenderlo, que le cojas cariño e incluso deseas que tenga ese final feliz que tanto ansía. El personaje de Pat es un niño en el cuerpo de hombre en muchos sentidos, pero con un gran corazón, una personalidad muy ingenua y muchas esperanzas y ganas de cambiar por la mujer que ama: resulta entrañable y dulce en toda su evolución. Lo mismo nos ocurre con Tiffany: es una ninfómana alocada, con un gran trauma, pero con ganas de estabilizar su vida tras el duro golpe que se llevó con la horrible pérdida de su marido Tommy. De este modo, con estos dos curiosos protagonistas desequilibrados, las situaciones absurdas están más que aseguradas y, junto con las historias tristes, se consigue una fusión de lo más original.

untitled

La prosa del autor es fácil de leer y seguir. Escrito en primera persona, desarrolla normalmente capítulos cortos, con títulos muy originales y alterna el formato diario con la introducción de algunas cartas. En su mayoría, todo resulta ser muy ameno, y digo en su mayor parte, porque debo señalar que los fragmentos acerca del futbol americano con los partidos de los Eagles se me hicieron, alguna que otra vez, algo pesados. No obstante, creo que son esenciales para desarrollar la vida de Pat y la relación que éste mantiene con su con su familia.

silver-linings-playbook-itinerary-comp1-600vp

Otra parte que me ha llamado mucho la atención es la importancia que se le da a la lectura de los clásicos: no sólo se citan nombres de grandes obras y autores, sino que se explica cómo sus historias afectan a Pat y a su visión de la vida, más positiva que muchas de las historias que va leyendo, lo que hace que se altere y no comprenda el sentido de mandar esas lecturas a jóvenes para traumatizarlos. Esto me parece muy original y bueno, pues incita a leer los libros que menciona, pero también me siento algo molesta, ya que en muchas ocasiones sueltan grandes Spoilers. Sin embargo, me quedo con lo positivo de ello. Así, paso a citar algunos libros mencionados, (y algo destripados): El gran Gastby, La letra escarlata, Adiós a las armas, Las aventuras de Huckleberry Finn y El guardián entre el centeno. Pero no sólo hay menciones de libros, sino que el cine está también muy presente en esta novela:

“Eso es lo que fertiliza el final feliz y hace que florezca. Como el final de las películas de Rocky, Rudy, Karate Kid, La guerra de las galaxias, la trilogía de Indiana Jones y Los Goonies.”

“[…] como si él fuera Yoda y yo fuera Luke Skywalker entrenando en el Sistema Dagobah en la película El imperio contraataca (que como ya he dicho antes es una de mis películas favoritas).”

Una vez reseñado el libro y su historia, paso a poner la crítica de la película de Álvaro Guti G (@alvaro_gg):

EL LADO BUENO DE LAS COSAS – El mejor drama/comedia/romántica con tintes de cine Indie.

¿Qué queréis que os diga? Me pareció preciosa, y no sólo en un sentido puramente sentimental, sino también en un sentido global como película, siendo ésta, junto a “La vida de PI” los dos films que más me han llenado en los últimos años.

David O. Russell se basa en el libro de Matthew Quick para traernos esta locura de película teñida de cine indie. Además, no deja de recordarme a obras como “JUNO” o “Pequeña Miss Sunshine”, pues todas ellas tienen un protagonista… “especial” con trastornos y gran simpatía a su vez. Esta película nos la intentaron vender con su tráiler como una comedia romántica, pero realmente es mucho más, es un drama sentimental con un grandísimo trasfondo. Logra que te metas de lleno en ella gracias a la “simpleza” de los dos protagonistas sin nada que ocultar

Contiene una muy buena actuación del “guaperas” Bradley Cooper, (muy parecido su papel al visto en “Sin límites”), pero queda tooooootalmente eclipsado por una guapísima Jennifer Lawrence, la cual está perfecta en este film y merecedora de su Oscar a mejor actriz. Robert de Niro, como en los últimos años, tiene un papel corto y típico, (nada que ver con lo que le vimos hacer en “Luces Rojas”).

La conclusión es: debéis verla, necesitáis verla, sólo que aún no lo sabéis; a unos les aportará más que a otros, pero en ella se demuestra que la locura en la vida muchas veces es necesaria para conseguir nuevas metas y llegar a ser feliz realmente.

Los domingos…:

el%20lado%20bueno%20de%20las%20cosas%20silver%20linings%20playbook%20critica

Reseña del libro en contraposición a la película:

Hay que comenzar dejando claro que la película se basa en la trama del libro, pero, como ocurre en muchos casos, la historia del libro está contada de distinta forma, con muchos más detalles, menos “graciosa”, (puesto que el tema de Pat es muy delicado), y con un final totalmente distinto que, para mi gusto, resulta ser mucho mejor.

La película ha hecho lo que se debe hacer para que sea atractiva y consiga muchos espectadores: conseguir personajes atractivos y actualmente relevantes, coger la esencia del libro, y readaptarla para que guste a las masas. ¿Consigue este objetivo? Totalmente. ¿Es malo hacer eso? Para mí no cuando el resultado es tan bueno como ocurre aquí.

Tanto lo que me presenta la película como lo que me ha aportado la lectura de esta novela me ha encantado; cada uno me aporta cosas distintas: el libro es increíble y merece la pena sentir y ver el mundo desde el punto de vista de Pat, un hombre mentalmente inestable, muy entrañable y luchador. A mi parecer, la película mantiene bastante bien la esencia de la trama, sus dos personajes protagonistas, Pat y Tiffany, están realmente bien logrados, pero hay un gran PERO. El resto de personajes tienden a ser bastante diferentes, sobre todo el padre de Pat. La película otorga este papel  al gran Robert De Niro; supongo que no estaba bien darle el verdadero personaje, un hombre huraño, extremadamente reservado y arisco. En el libro, el padre tiene mal carácter de principio a fin, no trata como debiera a su esposa ni a sus hijos, y tan sólo muestra algo de simpatía cuando su equipo de futbol americano consigue ganar: da pena que exista una persona así. También supongo que es más fácil poner unos personajes más cómicos, como un padre peculiar con grandes tendencias supersticiosas o su amigo Danny, otro trastornado muy gracioso, para que den otros toques de humor que en el libro no están. No obstante, los personajes, tanto en el libro como en la película, tienen una personalidad bien definida, aunque claro está, en el libro están aún más desarrolladas sus características.

Como conclusión, os animo a todos, (ya que es una lectura tanto para hombres como para mujeres), a que os dejéis influenciar por ambos: la película es mucho más amena, pero el libro es sencillamente increíble por la presentación de esta peculiar tragicomedia. Eso sí, con ambas acabarás con sentimientos positivos, optimistas y alegres, con ganas de buscar el amor y si lo tienes, de mimarlo en todas sus vertientes.

Para concluir e intentar que os animéis a ver la película y a leeros el libro, (si es que aún no os he convencido de ello), os dejo el tráiler oficial de la película.

Muchísimas gracias a todos y espero que os guste esta nueva versión conjunta de reseñas. Especialmente le doy las gracias a Álvaro Guti G, por su colaboración, y además os animo si os gusta el cine a que entréis en su Blog: http://alvaroggblog.blogspot.com.es/

Un saludo a todos, Crisilia.

Reseña de Tierra de Vampiros, de John Marks.

Reseña: Tierra de Vampiros, de John Marks.

9788496791220

Sinopsis:

Evangeline Harker, una joven pero experta productora de uno de los programas más vistos y respetados de la televisión norteamericana, La hora, es enviada por su jefe a Rumanía para investigar la figura del legendario criminal Ion Torgu. Evangeline consigue entrevistarse con Torgu y a pesar de desconfiar del personaje decide aceptar su invitación de pasar unos días con él, en un lugar secreto de su propiedad, a cambio de la exclusiva periodística dela entrevista. A partir de este momento, Evangeline desaparece de la faz de la tierra.

En las oficinas de La hora en Nueva York, la noticia de la desaparición de Evangeline no deja a nadie indiferente, empezando por la culpa que siente su jefe. Además, se empiezan a dar sucesos muy extraños: un compañero ha muerto súbitamente, en condiciones muy extrañas, y dos más se han suicidado. Encima, es imposible editar nada en las salas de vídeo, porque todas las cintas parecen afectadas por un extraño ruido que se filtra en las grabaciones…

Reseña:

Este libro llegó a mis manos como préstamo de otra lectora amante de las historias de vampiros. Leí la sinopsis de su contraportada y me entraron más ganas aún de ponerme a leer su historia. Tiene una portada propia de la temática y un título igual de apropiado, aunque, como sucede muy a menudo con títulos de libros y películas en España, decidieron no traducirlo literalmente, (Fangland), haciendo más evidente de lo que debiera su temática con “Tierra de vampiros”.

Pues bien, la historia, como la sinopsis nos dice, comienza con Evangeline Harker, una joven productora asociada al programa de actualidad de mayor éxito de la historia de la televisión de Estados Unidos, llamado “La hora”. Así, debido a ese cargo, su jefe la manda a Rumanía para obtener las primeras impresiones de una nueva entrevista que tiene el programa entre manos. ¿El entrevistado? Un hombre de lo más misterioso: un rumano que parece ser una de las figuras más importantes del crimen organizado de Europa del Este. ¿Su nombre? Ion Torgu, ¿lugar de localización? Transilvania. Y así, sin pega alguna, nuestra protagonista, recién prometida y una mujer de buena familia, se marcha al encuentro del supuesto “criminal” para demostrar a la cadena lo mucho que le importa subir escalones por su esfuerzo y por su trabajo.

Una vez en Rumanía, los sucesos extraños comienzan a desencadenarse: es secuestrada durante semanas y consigue escapar a duras penas, pero sabe que jamás volverá a ser la misma. Y mientras nuestra protagonista lucha en Rumanía por su supervivencia, en Nueva York, gracias al enfoque de otros personajes, como su jefe o compañeros de La hora, los hechos desastrosos también comienzan a  sucederse, (sin saberse bien por qué): muertes extrañas, sombras sospechosas, inciertos sonidos se filtran en las grabaciones… y así permanece todo, saltando de unos personajes a otros, hasta el curioso final que, a su manera, el autor crea juntando todas las tramas y a sus personajes en Nueva York.

Puede verse, tanto por la sinopsis como por el resumen superficial que acabo de hacer, que la historia es interesante y curiosa. Su desarrollo, descrito usando la primera persona mediante varios personajes, se hace con escenas sangrientas, con unos espacios más bien oscuros y tétricos, propios del género al que pertenece, pero carente de otros muchos rasgos que para mi gusto deberían estar más que presentes. Por otra parte, también debo señalar que, aunque es una visión nueva de este ser, el libro tiene partes muy similares al mítico Drácula de Bram Stoker y, a mi parecer, también a libros de Anne Rice, como  Entrevista con el vampiro, en cuanto al encuentro que Ion Torgu desea realizar con la productora y con lo que de ella pretende, (una entrevista revelando su persona al mundo).

Ya en la portada española se nos vende la versión de un nuevo vampiro. Cuando leí eso, en principio, me asusté: vale que es bueno innovar, pero cuidado con cómo se realiza. Tenía miedo y curiosidad y, tras haberlo acabado de leer recientemente, debo decir que sí que es una nueva versión del vampirismo, tanto físicamente como en su “contagio”: físicamente me ha recordado a esa criatura fea y extraña que se nos presentaba en la película Nosferatu, aunque, eso sí, sin colmillos. Si pensáis encontrar aquí los típicos vampiros de colmillos sinuosos y un físico espectacular, absteneros de leer este libro.

nosferatu-shadow

En cuanto a la propagación, creo que es ahí precisamente donde el libro tiene algo de gracia y misterio, por lo que me abstengo de explicar nada.

Así pues, ¿consigue innovar con algo tan visto? Sí, la criatura es una nueva visión de lo que es un vampiro, pero esto no quiere decir que sea bueno, pues para gustos los colores, y yo debo decantarme como fiel al vampiro presentado por Anne Rice, por ejemplo, con sus colmillos, su ponzoña y sus creaciones de vástagos.

Además, a mi parecer, la idea principal tiene mucho más potencial del que el autor ha mostrado en el libro. Su prosa es muy densa, llegando a cansar a menudo con su lectura, y es muy descriptiva, hecho que a mi entender tiene cosas buenas, como que te haces una idea detallada de todo, y cosas malas, como el cansancio en muchas ocasiones debido a que se excede con detalles sin importancia. ¿Qué me hace pensar entonces con su forma de escribir? Que su historia se podría escribir con la mitad de páginas de las que tiene, (un total de 509 páginas), y mucho mejor: menos descripciones de lo que se hace detrás de las cámaras de un programa de televisión y más desarrollar a sus personajes y su visión del vampiro y  de la creación de otros como él, que para mi gusto queda algo liosa y superflua.

También debo ponerle otra pega: es curioso que no ha conseguido que sienta empatía por ninguno de sus personajes;  este libro ha logrado que lo lea y que no sienta simpatía ni por la protagonista ni por ningún otro. Supongo que esto también se debe a la forma en la que el autor ha recreado la personalidad de ésta. No es la primera vez que digo esto en mis reseñas: noto muchísimo cuando un autor masculino pone de protagonista a una mujer explicando sus sentimientos, vivencias y reacciones. Con este libro eso se me ha hecho más que evidente, haciendo reaccionar a la protagonista en múltiples ocasiones como creo que ninguna mujer lo haría, pero que debe ser que el autor así lo creía, pues hay hechos que ella realiza y que no tienen ni pies ni cabeza, (escenas de sexo sin venir a cuento, por ejemplo, siendo explicadas como un acto necesario para su supervivencia… ¿¡En serio!?).

En fin, creo que se nota que este libro, pese a tener una curiosa e innovadora visión, no me ha gustado demasiado. Me alegro de haberlo leído por tener una nueva visión de estos seres algo más peculiar, pero también debo decir con sinceridad que me alegro aún más de que el libro fuera prestado y no haber invertido en él.

Curiosos del tema “Vampiro”: aquí tienen otro libro con una esencia de lo que en un principio era este ser, aunque con unas tramas que dejan mucho que desear.

Personas que pretendan encontrar algo ameno y fácil de leer y seguir: descarten este libro.

Un saludo a todos, Crisilia.

Reseña: Una tienda en París, de Màxim Huerta.

Reseña: Una tienda en París.

una-tienda-en-paris-9788427039032

–        Sinopsis:

¿Alguna vez has pensado en empezar de cero en otra ciudad? Fue entonces cuando todo cambió. Justo al acercarme a aquel viejo cartel de madera escrito en francés que vendían en un anticuario improvisado de Madrid. Aux tissus des Vosges. Alice Humbert. Nouveautés. Entré sin decir nada. Tenía la mirada perdida del que logra lo que quiere. En pocos segundos presentí un vuelco y una irreprimible necesidad de cambiar de vida. Traducido quería decir: Tejidos de los Vosgos. Alice Humbert. Novedades. Significaba más, mucho más…

559582_532887610058494_1192028108_n

Cartel de la tienda parisina que compra Teresa en el anticuario.

–       Reseña.

He de admitir que llevo enamorada de la portada de este libro desde la primera vez que la vi. Cogí el libro y miré detenidamente su imagen: carece de color, salvo esa mujer de traje verde que parece estar frente a una tienda de otra época. Después de repasar el escaparate que mira la mujer y el cartel, me detuve a leer su título: Una tienda en París. Éste me transmitió unas ganas enormes de leerlo, pues, como muchísimas más personas, adoro París y sueño con poder visitarlo, pero la situación económica no me lo ha permitido, así que pensé: ¿qué mejor si no se puede visitar que leer un libro ambientado esa mágica ciudad? Así, pasé al tercer paso, fijarte en su autor… Y ahí llegó mi error, al leer: Màxim Huerta. Se me vino la imagen del autor, en el programa del corazón en el que participa, y directamente relacioné que sería otra obra más de los periodistas que lanzan libros al mercado porque no saben qué otra cosa hacer. Decidí pasar de leerlo. Sin embargo, siempre he tenido esa espinita y unas tremendas ganas de ponerme con él, de darle una oportunidad, y hace poco llegó de la mano de una amiga que se lanzó a leerlo y que quedó fascinada. Me fio siempre de su criterio, como ella del mío, así que me compré el libro y me dejé embriagar por sus historias.

La historia y sus personajes:

La trama comienza con una mujer, Teresa Espinosa, de unos 40 años que nos abre su corazón desde primera hora contándonos todo lo que ha pasado en su vida. Se quedó huérfana de niña, ha crecido bajo la tutela de la hermana gemela de su madre, tía Brígida, y es la heredera de la empresa familiar. Su tía la ha criado con mano dura, férrea educación, poca libertad y menos cariño aún. Así, a sus cuarenta años, Teresa siente que le falta color a su vida. Un día, dejándose llevar un poco por un presentimiento, compra un cartel de una tienda de París de la que nada sabe. Desde ese momento, su vida cambia empujada por lo que ella cree que es la antigua dueña de la tienda. Sí, encontramos en esta maravillosa historia algunos toques mágicos del tema paranormal, pero no desde un ámbito irreal, sino de esos momentos en los que parecemos notar que algo nos guía, unos presentimientos, una música que suena sin que nadie la encienda, un cuadro que se cae revelando datos curiosos…

En fin, esos toques inexplicables hacen que nuestra protagonista madrileña de cuarenta años decida abandonar a su tía y su vida gris, para buscar información sobre ese cartel, su dueña, y también para lograr el gran sueño de su vida.

Es en esos momentos en los que nos encontramos con la historia de la segunda protagonista: Alice Humbert, una joven en la flor de la vida que vive en el París de los años veinte. De procedencia muy pobre, esta hermosa mujer, debido a la necesidad, decide dejarse pintar para obtener así algo de dinero. Es ahí cuando su vida cambia. Gracias a un cuadro y a su imagen, Alice pasa de vivir en el París decadente y pobre, a codearse con la alta clase parisina, sus fiestas locas, sus risas y sus borracheras.

En esta historia, las vidas de las dos protagonistas están, pese a las diferentes épocas, íntimamente relacionadas, por su búsqueda de la felicidad y, sobre todo, por una tienda de París.

Mi impresión:

Altamente recomendable si eres soñador, si te gusta París, los años veinte en esa ciudad y la locura que allí se vivía.

años 20

Es cierto que, cuando comienzas a leer no hay algo claro que te enganche, sólo el hecho de querer seguir averiguando cosas de la vida de esa mujer que te presenta su vida apagada, triste, monótona, gris… Tan sólo se ve algo de color en su vida con esa colección que Teresa hace de recortes de telas desde que era una niña: cuando tiene que deshacerse de un vestido, corta un pedacito de tela de él y lo guarda en una maleta. Este detalle me pareció muy imaginativo, y cómo terminan sus pedacitos, es sencillamente precioso.

maleta telas

Sin embargo, poco a poco sus ganas de vivir libre y feliz se abren camino coloreando su vida, y Màxim Huerta consigue que su mundo se vaya iluminando de una forma simple, delicada, con toques de magia y con un destino que hila su vida con la de Alice de una forma muy delicada e imaginativa.

De este modo, a pesar de que no hay un gran suceso que me hiciera quedarme pegada al libro, sí que debo destacar que lo hizo su prosa. Me ha encantado la forma de expresas sentimientos, de explicar los momentos con símiles que te dejan con la boca abierta, con frases sentenciosas con las que me sentí identificada por vivencias, porque las pensé o porque me hubiera encantado que alguna vez me las dijeran, y por la carga emotiva que consigue expresar con muy pocas palabras:

A fin de cuentas hacía años que nadie cuidaba de mí, yo era mi propio encargo y gestionaba mi tiempo caprichosamente.  ¿Solitaria? Digamos inhabitada.”

Se trataba de la primera vez que un chico, un hombre, me miraba invadiendo como un ejército mi Estado. Ocupándolo. Ese asedio provocó tal estado de excitación y de pánico que enmudecí.”

No sé. El peor sentimiento no es estar solo. Es ser olvidado por alguien que tú nunca vas a olvidar.”

Me observó con una mirada penetrante mientras yo me hacía pequeña frente a él. —Usted, ¿qué quiere? ¿Color? —Sí —balbuceé.
—Y bien… ¿Qué se lo impide? —preguntó con voz meliflua—. Los únicos límites que uno tiene son aquellos que uno se impone a sí mismo.
[…]—Nadie va a caminar por usted. Deje de dar rodeos a su vida y trepe allí donde quiera subir. Teresa…, ¡márchese! ¡Vuele!”

Y es precisamente a esto a lo que nos incita su lectura conforme avanzas en la historia: nos estimula a dar color a nuestras vidas, a buscar y perseguir nuestros sueños para conseguirlos y a buscar la felicidad sobre todas las cosas. Todo ello de la mano de dos mujeres muy distintas: Teresa es más comedida, menos alocada, reprimida en muchas ocasiones aunque una gran soñadora, y Alice, es dulce, ingenua, decidida en algunos momentos y tremendamente insegura en otros.

En este punto necesito incluso dar mis más sinceras felicitaciones al autor. Me es muy difícil leer a algunos escritores que ponen de protagonistas a mujeres: suelo notar muchísimo cuando un hombre decide hacer a una mujer su protagonista, por su forma de vernos, de describirnos, de hacernos reaccionar, puesto que eso precisamente hace que me dé cuenta de cuán equivocados están con respecto a nosotras en muchos aspectos, pero supongo que esto es normal, pues entre nosotras, evidentemente, nos comprendemos mejor. Pero ha sido muy agradable descubrir lo conseguidas que están las mujeres en este libro, sus personalidades, sus silencios, sus fantasías, sus sentimientos… Es un gran punto a su favor, puesto que me ha facilitado comprender sus movimientos y decisiones en la vida.

También debo destacar a otros personajes femeninos que, aunque son secundarios, son importantes. Al comienzo de la historia nos encontramos con la típica mujer a la que se le coge tirria desde su presentación; me estoy refiriendo a Tía Brígida, una mujer mayor, chapada a la antigua, sin sentimientos ni pasión alguna en la vida, y que su principal afán es controlar la vida de su sobrina Teresa. Sin embargo, también hallamos la contrapartida a tía Brígida, es decir, la genial Kiki de Montparnasse. Es una de esas mujeres de los años veinte parisinos que disfrutó de ser mujer en todas sus vertientes. Su carácter, vitalidad y forma alocada de vivir y amar te dejan huella. Es buena amiga, alocada, pero sincera y, ante todo, una gran vividora. Esta especial mujer vivió realmente y hay múltiples fotografías que evidencian que realmente fue “la reina de Montparnasse”:

kiki-montparnasse-recuerdos-recobrados-memori-L-NRrRzZman ray 2 kiki

Al igual que Kiki, también encontramos otras figuras que existieron y que están muy bien representadas en la historia. Voy a destacar a la gran Coco Chanel. Considero que su personalidad en la obra está muy conseguida, tiene garra, desprende independencia y, a la par, transmite tristeza por la muerte de su gran amor.

cocochanel1

No obstante, no sólo hay mujeres bien reflejadas, sino que la figura masculina también está muy bien descrita. Éstos no tienen un gran protagonismo en el libro, pero sí que hay muchos personajes distintos, con sus personalidades y matices: está Laurent, un apasionado pintor parisino, un anciano pintor y un también bastante mayor periodista parisino llamado Mathieu Ardisson, a los cuales nombro juntos porque, debido a su forma pensar, se me parecen mucho: son dos hombres en sus últimos años de vida que, por la experiencia, viven el día a día al máximo, incitando a superar los miedos, a fantasear todo lo posible y a buscar la ansiada felicidad. Nos encontramos también al típico hombre rico de honor, guapo y honrado, Ërno Hessel, y al típico canalla que enamora a todas y no da su corazón a ninguna, Leopold  Vionnet. Por otra parte, gozamos de las figuras de grandes pintores de los años veinte, como Amadeo Modigliani, Jules Pascin, Nils Dardel o, el más destacado, Moïse Kisling, un pintor vividor al que poco le importan los sentimientos de los demás, puesto que su interés sólo se centra en sus obras.  Y ésta es otra de las líneas fijas que está permanente en la trama y que enlazan la historia: los colores, las pinturas, los dibujos, las fotografías y, en definitiva, el arte… Ciertamente la época de los años veinte se encuentra muy bien representada: encontramos a los grandes pintores que revolucionaron el arte, sus desnudos, su pasión por la belleza y, junto con el arte, las grandes fiestas que se celebraban día sí y día también, en donde la moda jugaba además un papel muy importante. Se destacan, por ejemplo, el taller de Coco Chanel o el de Jeanne Lanvin.

jeanne-lanvin

Màxim Huerta ha hecho grandes trabajos de investigación y se reflejan aquí francamente bien. Los artistas parisinos y sus personalidades están muy logrados, consigue que camines por las calles de Madrid, del París actual y el de los años veinte, que conozcas a los famosos de la época, sus costumbres (buenas y malas), y todo ello de forma clara y amena, tanto, que me interesé al instante y busqué acerca de los artistas que aquí salen y sus obras. A continuación dejo una muestra:

1922,%20Kiki_de_Montparnasse_jpg p Fotografía de Kiki de Montparnasse.

tumblr_ky78ac7A6T1qz78r0o1_500 Kiki, fotografía de Man Ray.

Kisling

Nu d’Arletty, obra de Moïse Kisling.

Amedeo_Modigliani Alice Obra llamada “Alice“, de Amadeo Modigliani.

Sin embargo, como he dicho más arriba, la ambientación tan bien descrita en este libro y documentada, también está basada en lugares y ambientes reales, entre los que destaco:

Montparnasse

Le Dome, en Montparnasse, París.

A8EAidBCYAAL7sV

Mi amor, la tienda en la que Màxim Huerta ha basado su historia, localizada en el número 10 de la rue Pont Louis-Philippe.

En definitiva, creo que es un libro altamente recomendable, pues, aunque tal vez no se convierta en uno de esos libros favoritos que siempre quieres llevar contigo, su historia es preciosa y hay que darle una oportunidad, a ella misma y a su autor, con el que me he llevado una muy grata sorpresa. Te inserta bien en las tramas, es fácil de leer y seguir pese a sus saltos en el tiempo, tiene magníficas descripciones de sentimientos y lugares, (en los cuales parece que estás como un parisino más, gracias también a que está escrita en primera persona), y lo terminas con un inesperado y sorprendente final. He de admitir que incluso me quedé con ganas de saber más de las protagonistas, sobre todo de la historia de Alice.

Espero que no cometáis el mismo error que yo y le deis una oportunidad a esta mágica historia.

una_tienda_en_paris_corcho

Un saludo a todos, Crisilia.

3º Microrrelato: “Cuando la tinta fluye…”

escribir tumblr_mrus2tyGgs1s5etp0o1_400

Cuando la tinta fluye…

Respiro hondo y suelto una gran bocanada de aire.  “¡Allá voy!” Me animo a mí misma. Cierro los ojos, dejo la mente en blanco y surge en ella un nuevo mundo. Me materializo en él como un personaje distinto a mí, al que le toca interpretar un misterioso papel en la última función orquestada. Sé que no es real, pero es parte de mí. En mi interior se van alzando edificios, organizando calles, decorando casas y sintiendo emociones nuevas.

Sonrío.

Me reta a que lo describa tal cual surge. Las ideas pasan a palabras, que fluyen de mi mente al papel en una sincronía perfecta. Con trazos seguros, veo formarse en la página en blanco un nuevo paisaje de tinta. Las ideas y la pluma, en total armonía, se esfuerzan por plasmar todo lo que contiene mi mente inquieta.

Me cuesta salir de la ensoñación, pero llego a darme  cuenta de que el tiempo dejó de formar parte de mi realidad justo cuando comenzó la danza de la pluma sobre el papel. Dejo el bolígrafo, alzo mi rostro y leo. Otra sonrisa nace. La historia surgida está bien moldeada, lista para ser leída, interpretada y formada en la mente de quien se atreva a darle vida con su lectura.

puerta_a_otra_dimension-1024x768

Espero que os haya gustado, un saludo a todos, Crisilia.